User
Password
Forgot your password?

News - 25.11.16

COVIAR presentó las Jornadas de Revisión Anuales del PEVI

La Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) con el apoyo de Wines of Argentina (WOFA) fueron las organizadoras de las Jornadas de Revisión Anuales del Plan Estratégico Vitivinícola, evento que se desarrolló el pasado 24 de noviembre en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería en la Ciudad de Buenos Aires.

La Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) con el apoyo de Wines of Argentina (WOFA) fueron las organizadoras de las Jornadas de Revisión Anuales del Plan Estratégico Vitivinícola, evento que se desarrolló el pasado 24 de noviembre en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería en la Ciudad de Buenos Aires.

El encuentro tuvo como objetivo el análisis del marco geopolítico mundial en el cual se desenvolverá la vitivinicultura, y la importancia de la Argentina como uno de los principales países que exporta vino en el mundo, entre otros importantes temas. Además, los resultados obtenidos en las jornadas desarrolladas hoy, serán utilizados para retroalimentar el Plan Estratégico Vitivinícola y orientar sus programas y proyectos.

La Ministra de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, Susana Malcorra, abrió el encuentro exponiendo los lineamientos de la política diplomática nacional en relación a la posición de la Argentina como país proveedor mundial de alimentos y bebidas, y la importancia que tiene la cadena de valor vitivinícola. "Hoy se vive una tendencia mundial desde lo económico, sobre todo en los mercados más tradicionales para la Argentina, que es pensarse hacia adentro - manifestó la Canciller-. Es preciso estar alerta frente a esta situación que definirá un mundo más complejo buscando nuevas oportunidades de integración y negocios. La industria vitivínicola ha sido siempre emprendedora y ahora tendrá el apoyo de este gobierno para potenciar lo hecho por medio de la firma de acuerdos y vinculación directa".

Otros temas abordados durante las jornadas fueron las tendencias de consumo, promoción, logística y transporte; los aranceles y acuerdos internacionales; las barreras para arancelarias; la estructura impositiva; y la calidad y disponibilidad de los productos ofrecidos. Al respecto, la presidente de Coviar, Hilda Wilhelm destacó que “para competir en igualdad de condiciones, los vinos argentinos deben ser parte de los acuerdos internacionales que pueda negociar el país, como así también se debe facilitar la logística de nuestros productos para que de esta manera, por ejemplo, la colocación de un vino argentino en la costa este de Estados Unidos no resulte un 40% más costoso que un vino chileno".

Por su parte, Alberto Arizu, Presidente de Wines of Argentina, hizo referencia a la coyuntura del mercado internacional y a la importancia de la Argentina como país exportador de vino en el mundo. Al respecto señaló que "la Argentina es un país que ha podido desarrollar, a través de los años, una industria vitivinícola moderna y competitiva a nivel mundial. Hoy nos encontramos ante un escenario de alta rivalidad y vamos hacia un proceso de premiumnización importante. Nuestros principales mercados seguirán siendo Estados Unidos y Reino Unido, seguidos por Canadá, Brasil, China y México". Y concluyó: " Nuestro país se va a poder  diferenciar gracias a sus atributos como el talento del capital humano, la diversidad del terruño, el desarrollo del enoturismo, la cultura y personalidad".

Durante la reunión también se presentaron datos estadísticos acerca del complejo vitivinícola argentino:

Según el último reporte de la OIV (Organización de la Vid y el Vino), Argentina se encuentra dentro de los 10 principales exportadores de vino del mundo: en el 2015 ocupó la 10º posición con 270 millones de litros. Ese mismo año, nuestro país exportó aproximadamente el mismo valor de vino que de carne (1.000 millones de dólares).

Además, es el 7mo país consumidor de vino del mundo, con más de 1.000 millones de litros por año, y se encuentra entre los 10 principales países en producción de vino: en 2015 registró la 5ta mayor producción del planeta con la elaboración de más de 1.300 millones de litros. A su vez, ocupa la 7º posición a nivel mundial en lo que hace a superficie implantada de vid con más de 225.000 hectáreas.

En el caso específico del vino, sus exportaciones generaron recursos por 388 millones de dólares (FOB) en el primer semestre de 2016. A su vez, en el mismo lapsus, el 93% de las exportaciones correspondieron a vinos fraccionados (98 mil litros) y un 7% a granel. En cuanto a la composición de los fraccionados, el 86% fue Varietal (Malbec ocupa el primer lugar con el 62,49%), el 13% correspondió a sin mención varietal, y el 1% a espumantes.

Con respecto a los países destino de las exportaciones de vinos fraccionados, Estados Unidos se ubicó en el primer lugar con el 31% de share, seguido por Reino Unido (10%), Canadá (9%), Brasil (6%), Países Bajos (4%) y resto de los destinos que representaron un 40%.

El Plan Estratégico Vitivinícola Argentina 2020

El Plan ha sido diseñado para crear valor a través de la organización e integración de los actores de la cadena, la producción de vinos con mayor calidad y consistencia, el desarrollo de la capacidad exportadora y de negociación, la penetración de mercados y la fidelización de clientes y consumidores. Para el 2020, la Vitivinicultura Argentina propone posicionarse en forma sostenible entre las más destacadas del mundo; alcanzar ventas por U$S 2.000 millones, participar con un 10% del volumen en las exportaciones mundiales y lograr la valoración y el reconocimiento de los consumidores.

Se plantean tres grandes objetivos: posicionar los vinos varietales argentinos en los mercados del norte, desarrollar el mercado latinoamericano y reimpulsar el mercado argentino de vinos, y apoyar el desarrollo de pequeños productores de uva para integrarlos al negocio vitivinícola y del jugo concentrado de uva.

Bajo el lema “Pioneros de una nueva generación” la jornada culminó con una Feria de Vinos y Gastronomía a la cual estuvieron invitados más de 300 representantes diplomáticos. Los invitados pudieron degustar más de 80 etiquetas de vinos provenientes de 28 bodegas de todas las regiones vitivinícolas del país, junto a un catering especialmente pensado para la ocasión.