User
Password
Forgot your password?

News - 20.10.10

Importadores americanos compran vino argentino

Bodegueros argentinos mantuvieron encuentros comerciales con miembros de una delegación de compradores de vinos de Estados Unidos. Durante varios días, importadores y distribuidores de vinos del país del norte se entrevistaron con representantes de bodegas de Mendoza y de San Juan para conocer las características de sus vinos y sus posibilidades comerciales en ese mercado.

Bodegueros argentinos mantuvieron encuentros comerciales con miembros de una delegación de compradores de vinos de Estados Unidos. Durante varios días, importadores y distribuidores de vinos del país del norte se entrevistaron con representantes de bodegas de Mendoza y de San Juan para conocer las características de sus vinos y sus posibilidades comerciales en ese mercado.

Interesadas en incorporar vinos argentinos a su portfolio de productos, estas empresas actualmente importan bebidas desde distintos países del mundo: España, Italia, Francia, Sudáfrica, Israel, Australia y Nueva Zelanda. Las mismas son: Tamalpais Wine Agency; DC Imports - Zee Wines; Heritage Link Brands; Alpha Dog Wines; Solstars; Frontier Wine Imports e International Wine Imports, quienes en general, se mostraron muy conformes con la visita, los vinos degustados, su calidad y precios.

Joanna Connely George, una importadora y distribuidora de vinos de la empresa Frontier Wine Imports, viajó en busca de vinos provenientes de productores pequeños y medianos. Frontier Wine importa vinos desde hace 20 años. Caldos de España componen la mayoría de su portfolio y también trabaja con una línea de vinos de Portugal. Su empresa ya vende toda la una línea de vinos de una bodega argentina pero busca incorporar una más. Actualmente distribuye a 36 empresas en New Jersey y New York.

“Nuestra empresa pretende encontrar vinos con buena relación de precio - calidad”, afirmó la compradora. Se mostró muy conforme con la posibilidad de ser parte de esta misión y expresó haber encontrado vinos mucho mejor de lo que había imaginado. “Fue una gran sorpresa la calidad de los vinos blancos, siempre supe de los atributos de sus vinos tintos, pero los blancos me han sorprendido; el Torrontés me ha encantado”.

La visitante destacó que el vino argentino es cada vez más popular en su mercado y que mucha gente hoy sabe acerca del Malbec y sus características.  Comentó que el suplemento exclusivo de la revista Wine Spectator sobre vinos argentinos publicado recientemente, ayudó mucho a que el vino esté presente en la mentalidad del consumidor. “Argentina está haciendo muy bien las cosas en cuanto a producción, elaboración de vino con mucha calidad, etiquetas atractivas, nuevas ideas, etc. ¡Es muy emocionante!”.

Por su parte, Jerome McCuin, de Heritage Link Brands Heritage, empresa importadora y distribuidora de California, también destacó lo positivo de este viaje y decidió comprar vino argentino. Actualmente, vende  a distribuidores y también al consumidor, vía Internet, donde llega directamente a sus casas. Su negocio está basado en la importación de vinos de Sudáfrica, -provenientes de viñedos de propiedades familiares negras- pero quiere incorporar a su portfolio vino de otros países, entre ellos, de Argentina. Su empresa apunta a vender vino especialmente a la generación del milenio -los nacidos luego de 1980- ya que están teniendo sus primeras experiencias en vinos y con su mente abierta en busca de diversos sabores. Pretende comprar vinos que tengan 90 puntos o más en las revistas Wine Spectactor o Wine Enthusiast, con muy buena relación precio calidad. Su empresa busca establecer vínculos con productores que valoran las prácticas comerciales justas, el compromiso cívico y la justicia social a escala mundial.

Jerome McCuin  sostuvo: “encontré un vino que me pareció muy bueno; la personalidad de quien lo produce, su perfil va con nuestra empresa, es compatible y probablemente visite su bodega para concretar el negocio. Nosotros somos una empresa familiar y nos sentimos más identificados con empresas familiares”.

Finalmente, Haim Hassin, de Solstars, otro importador y distribuidor de vinos que lleva 28 años trabajando para la industria del vino, destacó el crecimiento en calidad que ha desarrollado el sector en Argentina. Recordó que hace muchos años el vino argentino no tenía la misma elaboración que hoy y resaltó el trabajo realizado por la industria, que ha mejorado la calidad y ha logrado fama en el mercado mundial.

“Hoy en tiendas y restaurantes nadie ignora el vino argentino. Todo el mundo pide una copa de Malbec”. Considera que los distribuidores  tuvieron sus mentes abiertas a las nuevas variedades y afirmó que el Malbec va muy bien con las comidas.

Su empresa importa vinos de Europa, Nueva Zelanda e Israel, y distribuye en Texas, Illinois y Florida. Además, vende directamente en New York, New Jersey, California y Florida, donde un 60% está destinado a restaurantes y el resto a licorerías y tiendas.

Aunque ve bastante influencia de Francia en el vino argentino, sostuvo que las variedades están mejorando mucho, especialmente el Torrontés y destacó la labor de Wines of Argentina. “La industria está haciendo un muy buen trabajo para promover los vinos de Argentina, las bodegas son muy activas y todas las acciones que se realizan logran una muy buena exposición. Esta misma oportunidad de encontrarnos en su país con los propios bodegueros estuvo muy bien”, finalizó.