Usr
Password
Forgot your password?

News - 14.01.10

El ascenso del vino en Colombia, según Mario Puchulú Giacca.

El consumo de vino en Colombia ha experimentando una ascenso vertiginoso en los últimos años. El énologo argentino Mario Puchulú Giacca ha sido no solamente un testigo de excepción de este fenómeno, sino uno de sus principales protagonistas. En esta entrevista nos cuenta detalles de este gran salto.

De Mario Puchulú Giacca se puede decir, sin temor a equivocaciones, que lleva el vino en su sangre. "En vino y la industria vitivinícola han sido parte de mi historia: desde mis abuelos  maternos, oriundos del Piamonte, en Italia, hasta mi padre, de raíces vasco francesas, quien,como viticultor,fue mi primer maestro", dice Puchulú,desde su residencia en la ciudad de Medellín, al noroccidente de Colombia.

Además, Puchulú es licenciado en enología, graduado en la facultad de esta disciplina de la Universidad U.J.A.M., en Mendoza, Argentina. Posteriomente, a desarrollado múltiples actividades relacionadas con su profesión en diferentes países, entre ellos: Argentina, España y Colombia, casi siempre enfocándose más en tareas de difusión que de producción. Uno de sus últimos emprendimientos es el montaje de un sistema llamado "El sommelier virtual", mediante el cual los usuarios pueden resolver sus inquietudes sobre el vino en las mismas góndolas de los supermercados.

¿Cuál fue su trayectoria profesional después de terminar la facultad?

Desde mucho tiempo antes de graduarme, empezaba a entender las  estrategias del viñedo, con las enseñanzas de mi padre. Independientemente de los estudios, ya realizaba trabajos en bodegas. Posteriormente inicié, ya graduado, pasé a laboratorios como analista y fui escalando  posiciones hasta ocupar el lugar esperado como enólogo y  así me relacioné con la actividad de producción,. También parte de mis actividades profesionales se relacionaron con la investigación técnica. Trabajé, durante varios años en Argentina  en varias bodegas, entre Bodegas.  y Viñedos. Giol. Posteriormente desarrollé  actividades en el exterior y aqui en Colombia he tenido dos etapas: la primera  técnica de producción, y la actual de asesoría para  la difusión de la cultura del vino. 

¿Qué lo hizo echar raíces en Colombia?

A Colombia llegué, como gerente de una empresa colombo argentina. Mi proyecto era quedarme  uno o dos años y volver a Europa.  Pero independientemente de la seducción de estas maravillosas tierras colombianas  y de  nuevas oportunidades de trabajo, el motivo principal  es que aquí  formé mi familia;  tengo esposa  e hija colombianas,  para más datos: paisas (de Medellín)

Usted ha sido un testigo de excepción del impresionante ascenso que ha experimentado el consumo de vino en Colombia. ¿Cuáles han sido los factores que han contribuido a este proceso?

Hace 20 años  reunir a un grupo para hablar de vinos era prácticamente imposible. No había ningún interés. Se dijo que  la  razón era que Colombia no es un país productor; pero los años han demostrado que esta no era una razón. Simplemente  el vino no se conocía, excepto por pequeños círculos de aficionados. No se  ofrecía a los consumidores la posibilidad de acceder al vino ni a su conocimiento.  Han sido factores definitivos: la difusión de la cultura del vino, la desmitificación del vino,  y sobre todo la actual oportunidad de compra de vinos de todos los orígenes, cepas, estilos y precios, con una relación precio /calidad cada vez más conveniente para el comprador. Uno de los grandes pilares de esta evolución son los almacenes de cadena, que realizan constantes y grandes esfuerzos en este sentido. Los colombianos hoy hablan de vinos  como en cualquier país consumidor. El consumidor corriente, por su gran interés  y  porque, además de reconocer que tiene mucho para aprender, se deja enseñar y disfruta aprendiendo, cosa que muchas veces no pasa en un país de tradición vitivinícola porque creen saberlo todo. El consumo de vino per cápita año en Colombia ha pasado de un tímido 0,2 litros a un poco más de 1 litro en  aproximadamente seis años, curva de crecimiento que no se ha registrado  en ningún otro país, en ninguna época. Esta cifra de 1 litro es fácil de superar y llegar a 2 litros, incrementando el  consumo en un 100%.

Usted conoce, como pocos, el paladar genético de los colombianos. ¿Por qué cree usted que el vino argentino se ha acomodado bien a las preferencias del consumidor en el país andino?

No creo que sea una estricta relación  de elección por las características en sí misma del vino argentino, sino que  más bien por un conjunto de factores donde uno de los más importantes ha sido el ofrecimiento del vino argentino al mercado colombiano.

Antes, los consumidores colombianos, identificaban la palabra “vino” con Chile, resultado del buen trabajo de posicionamiento  de los vinos chilenos en Colombia.

Hoy los vinos argentinos, que han  decidido apostarle a la calidad,  crecen rápidamente en el mercado internacional ofreciendo excelentes  caldos, sobre todo con precios muy  competitivos. Ahora, los productores argentinos ven en Colombia una buena oportunidad en un mercado que crece y también ofrecen sus vinos al igual que al resto del mundo. El mercado colombiano, que ya puede decidir, también ha encontrado un gran atractivo en los vinos argentinos, reconoce su calidad y  la interesante relación precio /calidad.  Por eso  el consumo de los vinos argentinos  crece de manera sorprendente.

¿Hacia dónde deben orientar sus esfuerzos las bodegas argentinas que deseen ingresar al mercado de consumo de vino en Colombia?

Al constante aumento del conocimiento  por parte del consumidor, el mercado del vino en Colombia es cada vez más exigente. Todos los días llegan  nuevas  marcas, y donde también se produce  una lógica depuración.

Independientemente de los  distintos niveles del mercado a que se planee llegar, tanto vinos de consumo cotidiano como hasta los grandes vinos Premium, dirigidos a lugares exclusivos muy puntuales, habrá que tener en cuenta, entre otras estrategias

  • Correcta elección  del importador. Que realmente conozca  el mercado  al que se dirige un  determinado vino y que no sea uno más de su portafolio.
  • Apoyo al importador y permanente presencia en el mercado.
  • Creatividad  en las acciones comerciales. ¡Muy importante!
  • Calidad continuada del producto.
  • Relación  calidad / precio. 
  • Packaging.
  • Invertir
  • Saber esperar el retorno de la inversión.

Como enólogo, ¿qué factores han facilitado la penetración del Malbec en el mercado local? ¿Hoy por hoy, es la segunda cepa más vendida después del Cabernet Sauvignon?

No hay duda que el Malbec es hoy la cepa tinta que identifica a Argentina. Los vinos argentinos crecen en el mercado internacional, mientras otros decrecen, y dentro de éste crecimiento el malbec registró  solamente en este último periodo un incremento de aproximadamente el 20%. En Colombia el vino argentino pasó de ocupar tímidamente unos pequeños espacios en las góndolas a ocupar, en los últimos  cuatro o cinco años, el segundo puesto, como vinos más vendidos. Y como el Malbec es la cepa que  identifica  hoy al vino tinto argentino, confirmado por los grandes conocedores del mundo vitivinícola, este dato  le llega al consumidor, y es el primer motor de la venta de un Malbec. Independientemente de ésto, el Malbec argentino, se destaca  por su gran ductilidad, desde los vinos cotidianos hasta los grandes Premium, elegantes, con estilo, frutales, a veces con algo  mineral, de colores muy potentes y profundos. Éstas y otras características que el consumidor ha  sabido apreciar, también son motivo de la elección.

Como otra consideración, es bueno comentar que la creatividad  de los productores no deberá descansar. Tienen que seguir mejorando  sus vinos, sus estilos, que se  identificarán con las  ya conocidas regiones de Mendoza, como Agrelo,  La Consulta, o Tupungato,  recordando algunas, que liberarán a los Malbec de tener una única identidad como sólo vino mendocino. Los Malbec de otras provincias argentinas también tienen ya un lugar importante y el consumidor los conoce.

Además de estar convencidos de la calidad de nuestros Malbec, en estos últimos tiempos se empieza  a notar  una nueva evolución del malbec en otros países tanto de América como en Europa, donde está renaciendo. Señal de que ya no estamos solos….

Usted ha sido uno de las personas vitales en el desarrollo y la consolidación de Expovinos, la principal feria especializada en Colombia. ¿Qué tan difícil ha sido sacar adelante este proyecto? ¿Cuáles han sido las principales dificultades y cuáles son sus mayores satisfacciones como miembro del equipo organizador?

El mercado colombiano de vinos crece, el consumidor exige más, las expectativas del público cada día son mayores, y frente a toda esta evolución el Grupo Éxito decidió seguir adelante con sus programas. Así es como en el 2006 nació Expovinos, convirtiéndose en la  primera feria internacional de vinos en Colombia. En 2009 realizamos nuestra cuarta versión. La realización de Expovinos es el resultado del trabajo de un gran grupo interdisciplinario, donde todos compartimos y trabajamos desde  muchos meses antes; hoy ya estamos trabajando  para Expovinos 2010. En el 2006 las dificultades  eran todas, por nuestra falta de experiencia, desde los aspectos logísticos de montaje, que es complicadísimo, hasta los programas estrictamente técnicos, o  conseguir la participación de casas productoras o visita de profesionales  de la industria del vino (enólogos y algunos sommeliers). Era complicado porque no se imaginaban una feria  internacional de vinos en Colombia. Todos los años hemos  ido superando dificultades, pero  también es cierto que todos los años el desafío es mayor. En el 2006 logramos una asistencia  que triplicó nuestras expectativas. Iniciamos Expovinos en Bogotá en el 2007 y el incremento de público y la participación de los productores de distintos países y la visita de enólogos  fue   muy halagadora. Expovinos ya  es parte insustituible de la agenda de viajes de los enólogos de diferentes países. Nuestra mayor satisfacción, además de servir a los productores e importadores que participan, es la gran aceptación por parte del público  en  Colombia. Sí,  en Colombia,  porque  muchos se desplazan de otras ciudades  hasta Bogotá para asistir al evento durante tres días. Expovinos está pensado para unir a los productores  e importadores con el consumidor, el real  y más importante  eslabón de esta cadena de producción y comercialización. Hemos logrado que el público conozca directamente a los productores y enólogos de las principales bodegas de varios países, asistan a conferencias dictadas por profesionales,  sean testigos de la calificación de vinos en un concurso  de catorce categorías, que cada año se renueva, y converse directamente con el enólogo que  elabora el vino que él, como consumidor, prefiere. Nuestra gran satisfacción es ver feliz a  los colombianos en su gran feria internacional de vinos que en el 2009 congregó a más de 23.000 personas.

Ya no se habla de Expovinos sólo en Colombia, hoy se habla de Expovinos en Colombia, Argentina, Chile, España, Francia...

¿Cuál es la mejor manera de llegar al consumidor en el supermercado?

El consumidor cada vez sabe más, pero además, el servicio, la atención, la asesoría profesional permanente, que le permita a cada cliente quedar satisfecho con la compra, y lograr que sienta que compró lo que realmente necesitaba, son algunas de las claves. En el Grupo Exito preparamos a nuestros asesores  para que  atiendan adecuadamente a   los clientes.

 ¿Como ve usted el papel de la mujer en este escenario?

Si nos referimos al mundo de las compras...

El mundo de las compras es de la mujer. La mujer es más sensible y esta sensibilidad también aplica a la posibilidad de elegir un vino. La mayor parte de las compras de vinos en un supermercado la realizan  las mujeres.

Si nos referimos al mundo de la enología...

No hay duda que entre los grandes profesionales de esta disciplina se encuentra un número muy importante de mujeres reconocidas mundialmente.

En Argentina  se realiza el concurso: “La Mujer Elige”,  por algo  será…

Durante Expovinos, siempre nos acompañan enólogas y sommeliers de diferentes  países,  representando a bodegas muy prestigiosas.

Cuéntenos ¿cómo nació el proyecto del Sommelier Virtual, que acaba de implantar la cadena Éxito en Colombia?

En el Grupo Éxito permanentemente estamos trabajando en  nuevos proyectos que nos permitan  llegar a nuestros clientes y a difundir la cultura del vino. Desde ya hace un largo tiempo, proyectábamos un sistema que permitiera, que los  clientes pudieran conocer algunos datos de las diferentes bodegas, algo así como acceder a una página de cada empresa.  A partir de esta idea fuimos cambiando y  agregando  algunos elementos con los cuales  los visitantes tuvieran más información sobre el mundo del vino en general y de los vinos vendidos en la compañía; se agregó la posibilidad de apoyar con una parte comercial, se inició un glosario, algunos tips, etc, etc. El Sommelier Virtual es un programa interactivo que permite al público aprender mientras se  entretiene.

¿Qué puede hacer el Sommelier Virtual para el consumidor que no pueda llevar a cabo uno de carne y hueso? ¿Hacia dónde se enfocan, hasta ahora, las inquietudes iniciales de los consumidores?

El sommelier virtual, nunca ha tenido ni tendrá como objetivo reemplazar a nuestros asesores, quienes cumplen una función muy importante y son la parte humana de nuestro contacto con los clientes. El sommelier virtual, además de ser una base de información interactiva muy programada, tiene el atractivo  de casi todas las cosas de nuestra actual época, donde los sistemas, las pantallas, los computadores, la información rápida, son parte de nuestro diario vivir y es el lenguaje de nuestros clientes jóvenes, que también nos interesan.

Con actividades como Expovinos y el Sommelier Virtual como parte del esfuerzo por promocionar el consumo de la bebida en Colombia, ¿cómo se imagina usted que será la tendencia del consumo de vinos en el país andino?

El Grupo Éxito tiene, entre otros, el claro objetivo de la difusión de la cultura del vino siempre  abordada con un gran profesionalismo, y entre algunas de nuestras tareas se encuentran  Expovinos y el Sommelier Virtual. Pero también trabajamos en la capacitación de nuestros asesores, en la edición de la Revista De Guarda programas de televisión, etc. Estas actividades, y otras que se puedan desarrollar en el país, son  elementos definitivos para la continuidad del sano crecimiento del consumo del vino en  Colombia.

¿Alguna vez quisiera regresar a Argentina a hacer vinos?

La mayor parte de mi vida profesional siempre estuvo ligada a la producción.Esta es  una pregunta complicada de responder porque como argentino, nunca olvido mi patria, de la que he recibido mucho; pero también aquí en Colombia he  tenido y tengo grandes satisfacciones, respeto y reconocimiento, de lo  que vivo muy agradecido.El hombre propone y Dios dispone… 

Por Hugo Sabogal. PR Wines of Argentina Latinoamérica.