San Juan

Altitud: Desde los 600 hasta más de 1.350 msnm en el Valle de Pedernal.
Latitud: Entre los 31° y 32°de Latitud Sur .
Clima: continental, seco y semiárido de gran insolación con más de 300 días al a&ntile;o de sol.
Índice de Heliofanía promedio: 3.154 .
Índice de Frío Nocturno:15.6 °C.
Índice de Sequía:-204 mm .
Temperatura máxima en verano: 33.5 °C.
Amplitud térmica: 14 °C.
Precipitaciones anuales: 106 mm.
Suma de días de calor: 1.800/1.900 en Valle de Pedernal .
Winkler: III en Valle de Pedernal.
Suelos dominantes:en casi toda la región de valles pedemontanos los suelos son aluvionales con estructura franca a franco-arenosos y hay zonas con suelos calcáreos.
Variedades más favorecidas: en los valles de Catamarca variedades tintas como el Syrah, la Bonarda y el Malbec. En los de La Rioja la variedad blanca Torrontés Riojano y entre las tintas el Malbec, Cabernet Sauvignon, Bonarda y Syrah.
Principales características de los vinos: las características más evidentes observadas con mayor frecuencia en los principales vinos blancos elaborados en la región son su mediana intensidad de color con matices verdosos. Aromas intensos y frutales y moderada acidez y estructura. Los tintos son de mediana intensidad colorante y matiz violeta mientras que al subir en altura se logran vinos de color más profundo y aromas intensos donde resalta la fruta madura. Son de muy buen tenor alcohólico y de acidez media a baja.

Esta región es la segunda productora de vinos y uvas de Argentina, con más de 47 mil hectáreas de viñedos. Si bien la variedad de uva fina predominante es el Syrah, también tienen importancia el Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Tannat, Bonarda, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Viognier. El Bonarda es la segunda uva de vinificación más plantada de Argentina y puede encontrarse en tierras sanjuaninas con excelentes propiedades. El Tannat, que se desarrolla mejor en climas cálidos con suelos arenosos encuentra aquí un hábitat natural para su desarrollo.

La viticultura sanjuanina se encuentra distribuida en cinco valles: Tulum, Ullum, Zonda, Pedernal y Calingasta. El Valle de Tulum, a 635 msnm, es el más importante de la provincia. Con temperaturas medias anuales de alrededor de 17° C, precipitaciones de 90 mm al año y suelos aluvionales de arena y arcilla, estos valles reúnen las condiciones necesarias para obtener vinos frutados con personalidad y estilo único.

El clima tiene mucha incidencia en la calidad diferencial y en general, es cálido y muy seco. Según opinan enólogos de vasta experiencia regional, esta característica se debe a una exposición solar única de 330 días por año en promedio y a la baja incidencia de precipitaciones y accidentes climáticos. Esto permite sostener el alto nivel de calidad a lo largo del tiempo. Además, se caracteriza por tener poco riesgo de heladas tardías y de granizo.

Los suelos de San Juan son muy variados aunque principalmente aluvionales. Poseen algunas particularidades como extensiones arenosas hacia el este del valle de Tulum y paños de suelos calcáreos en Zonda con gran potencial.

Las características de San Juan permiten así una amplia variedad de posibilidades para la producción de vinos, desde jóvenes y frutales hasta intensos y estructurados.

Las 47 mil hectáreas de superficie cultivada en San Juan alcanzan el 21% del total nacional y en valores totales se ha mantenido constante aunque ha existido una transformación varietal hacia variedades de alta calidad. Nuevas plantaciones de uvas finas y la utilización de alta tecnología en las bodegas ha permitido la elaboración de nuevos vinos varietales donde el Syrah parece posicionarse como la cepa típico de la región aunque también aparece el Malbec con interesantes diferencias con otras regiones del país.

En el valle del Ullum los tintos poseen muy buena intensidad de color, gran estructura, taninos amables y aromas nítidos. Por otra parte, Pedernal es sin duda una microrregión de uvas y vinos de calidad superior; Zonda y Ullum se caracterizan por sus vinos jóvenes y frescos; en Pozo de los Algarrobos, Caucete, se crean excepcionales Verdot, excelentes Cabernet Franc y superlativos Viognier.

Calingasta está surgiendo como una región de potencial interesante: allí se obtienen extraordinarios Malbec y Cabernet Sauvignon que revelan fruta de gran concentración, color y madurez.

Según los principales enólogos, la región es muy apta para vinos tintos de alta calidad como el Malbec del Zonda y principalmente Pedernal, el Tannat y Petit Verdot. Se reconoce que existe un gran potencial en Bonarda y el Torrontés Riojano. En variedades blancas el Chardonnay, Viognier y Chenin, son las que más se destacan. Los principales rasgos distintivos de las variedades sanjuaninas son el dulzor y la fuerte presencia de fruta.

Mapa de la región