Usr
Password
Forgot your password?

News - 30.08.11

Periodistas mexicanos visitaron Mendoza

Un grupo de periodistas provenientes de México visitaron Mendoza y Cafayate, en el marco de un programa que cuenta con el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones.

El objetivo de la actividad fue dar a conocer a los visitantes las diferentes regiones vitivinícolas de Argentina y sus características diferenciadoras; profundizar su conocimiento en los viñedos, el terruño, la gastronomía y los vinos argentinos.

Los visitantes fueron: Ángel Rivas Lamadrid (Coeditor y reportero en Secciones Buena Mesa (gastronomía y vinos), Entremuros (arquitectura) y Suplementos (estilos de vida). Sommelier titulado por la Asociación Mexicana de Sommeliers); Fabiola De la Fuente de la Garza (Periodista gastronómica, actualmente es editora de la revista Everyday food y de la Revista Inglesa Food and Travel que se lanzó en Junio al mercado mexicano); Karla Beatriz Senties (Directora de Revista Sabor e arte - www.saborearte.com.mx. Formadora Certificada reconocida por la Escuela del Vino de Burdeos y miembro fundador del Consejo de Periodistas Gastronómicos de México. A.C.); Mariana Berenice Camacho (Coordinadora editorial del área de gastronomía de Grupo Expansión. Escribe artículos sobre los principales destinos gastronómicos del mundo para revistas como Travel & Leisure, Life & Style, Chilango, Elle y otras) y Ricardo Mauricio García García (desde 2010, dirige la revista Gente y la Actualidad, en donde publica perfiles, crónicas y artículos de diversa índole, y en la que incluye una sección de restaurantes y un breviario de gastronomía).

Entre las actividades que desarrollaron los periodistas, participaron de una degustación de vinos de la Patagonia en Buenos Aires; y visitaron bodegas de Mendoza y de Cafayate, donde también degustaron vinos y participaron de ferias.

En diálogo con Wines of Argentina, Karla Beatriz Senties comentó que es su primera vez en Argentina y se mostró muy entusiasmada con la vista que realizó al país. “Me llamaba la atención sus vinos y especialmente la relación precio calidad que Argentina tiene de sus caldos, además de su geografía y cultura. Hemos degustado una gran cantidad de vinos, he podido percibir el movimiento, el auge y el dinamismo del vino argentino ahora. No sólo me ha gustado, sino me ha sorprendido, he visto cosas muy distintas: Malbec, y el resto de las variedades que ustedes producen: descubrir los Cabernet Sauvignon, los Bonarda, los Cabernet Franc, Syrah  y los Petit Verdoyt, ha sido una apertura muy interesante”.

La editora consideró que “en general, México es un mercado muy joven pero con mucho potencial. La gente quiere conocer y probar, está en un muy buen momento para introducirlo en el mundo del vino. Cada vez se ve más vino en las mesas de los restaurantes, en las fiestas privadas, el consumo se está moviendo. En México se toman 500 ml al año y esta cifra se concentra en un grupo de población instruida. El otro grupo que se está iniciando, comienza a tomar vinos más sencillos, y obviamente, de menor precio; necesita empezar con cosas simples, apreciar la relación precio - calidad, identificar cuestiones diferenciadoras, etc. Quien sabe del tema, sí sabe apreciar y probar un vino caro”.

Finalmente, Senties expresó que ha tenido acceso al vino argentino debido a que en los restaurantes hay buena oferta y el desarrollo de algunos eventos que tienen muy buen impacto. Sin embargo, afirmó que quizás sería conveniente que hubiese más promociones, tener más presencia y más información, con ofertas interesantes.

Ricardo Mauricio García García, por su parte, quien también visitó por primera vez Argentina opinó que “cuando viajamos tenemos una idea prefabricada del lugar hacia dónde vamos, pensé que probaríamos sobre todo Malbec y comeríamos mucha carne. Esto no fue así, Mendoza no cumple con las expectativas que yo tenía de ciudad de provincia, imaginé algo menos desarrollado. Ha sido todo lo contrario, es clara su cultura enoturística, la misión del vino, la sofisticación de su comida. Todo tiene un énfasis especial, refinado, variado, cosmopolita. Creo que tiene que ver con una decisión muy consciente en relación a la industria; Mendoza me parece una ciudad inclasificable”. El periodista mencionó haberse conectado con gente muy preparada, que ha aprovechado oportunidades para crecer y brindar servicios: “personas que comunican mejor qué es la industria, por qué se dedican a ella, y exaltan con profesionalismo lo mejor que tiene la región”.

Entusiasmado con los vinos y la gastronomía de Argentina, García expresó que en México hay una gran comunidad argentina que ha propiciado que proliferen las parrillas, hecho que en ocasiones ha generado rechazo en los mexicanos pero aceptación por parte de la gran comunidad argentina que hay actualmente en su país: “he encontrado en Buenos Aires una riquísima variedad en matices; Mendoza tiene todo lo que una urbe debería ser: seguridad, variedad, información, cultura, posibilidades de extender una industria”. El periodista comentó además que había probado algunos buenos Malbec, de las grandes bodegas que tienen presencia en México y consideró “un hallazgo” que ahora existen diferencias entre los mismos varietales de la montaña y el llano, los que presentan mayor variación térmica y los blends, especialmente aquellos que se realizan con la uva Bonarda. “Esos tipos de matices son los que hacen la diferencia; también me sorprendieron las variedades y sus expresiones en el Sur”.

García comentó que en México, la gente de entre 18 y 30 años ha empezado a tomar más vino y está ávida de conocer. “Cuando llegan embajadores que tienen muy claro cuál es la consigna a comunicar de sus propios vinos, la gente se prende. El vino argentino tiene mucho que ver con ciertos sabores de la cocina mexicana: intensos y especiados, y van bien con Malbec y Cabernet Sauvignon. También creo que la oferta gastronómica argentina en México es pobre, y dado todo lo que yo he probado, en México sus habitantes podrían llegar a conocer más el vino de la mano de su cocina”.